SAN FRANCISCO DEL CABO

El pueblo de San Francisco del Cabo queda a 10 minutos en carro desde Muisne, cantón de la provincia de Esmeraldas situada al noroeste del Ecuador. Es un lugar hermoso sin duda alguna, con una temperatura promedio de 25ºC y unas playas espectaculares, cuenta con unos 2.000 habitantes, humildes pescadores en su mayoría, agricultores y artesanos. Viven principalmente de la pesca y la agricultura, pero también venden manualidades hechas con tagua, mejor conocida como nuez de marfil o marfil vegetal, es la semilla de la palma “Phytelephas Macrocarpa”, que crece sólo en los bosques húmedos de la región.

san-fco-del-cabo-esmeraldas.jpg
ballena2.jpg

Debido a su ecosistema marino, en el año 2008 fue considerada reserva marina, incluso fue considerada como la segunda reserva marina del Ecuador después de Galápagos, denominada la “Reserva Marina Galera San Francisco”. En esta reserva encontramos muchas especies marinas, como tortugas y al menos 20 especies de cetáceos (ballenas y delfines, también varias especies de tiburones, entre los más representativos está el tiburón ballena). Alberga organismos que aún no han sido estudiados y que viven refugiados por bosques de coral, es el último reducto de arrecifes coralinos negros. Se cree que hay más especies que en las Islas Galápagos, según el inventario preliminar, la reserva tiene más especies como moluscos, invertebrados y peces que en Galápagos, en una extensión mucho menor. Esta reserva está protegida actualmente por The Nature Conservancy y el Instituto Nazca de Investigaciones Marinas apoyadas por el Ministerio de Ambiente del Ecuador, supervisando las actividades que se realizan en la zona y por supuesto, prohibieron la pesca.

La pesca es una actividad muy honesta pero muy poco rentable, mucho después de ser prohibida y siendo la actividad principal de supervivencia del pueblo de San Francisco Del Cabo, lo ha convertido en un lugar colgado en el tiempo, no posee gran desarrollo urbano y requieren mucha atención en salud, vivienda digna, servicios básicos, incentivos de producción y desarrollo, organización para expender sus productos y artesanías, sobre todo para desarrollar el turismo en la zona, ellos también necesitan protección para sus familias y sus niños.

pescadores.jpg
brigada.jpg

Debido a esta delicada situación, un grupo de personas integrantes de la Flota 99 del Club Rotary International, nos hemos unido para la formación del Escuadrón de Esmeraldas con 15 miembros y la Brigada de Scouts Marinos Rotarios de San Francisco del Cabo, con presencia de 25 niños. Con este aporte esperamos transformar el pueblo mejorando el futuro de su población, a través de la protección de la reserva marina y el desarrollo integral de los niños, quienes identificamos como los más vulnerables ya que, son personas muy humildes que tienen muchas necesidades y oportunidades limitadas. A través de esta brigada lograremos formar a los niños como personas de bien, con valores y con una visión de su futuro más amplia, con oportunidades de profesionalizarse y desarrollar sus habilidades, siempre dirigidos en conservar la reserva marina y prestar servicio a su pueblo, convirtiéndose en ejemplo y referencia del resto de la población de San Francisco Del Cabo y así, de esta manera lograremos mejorar su calidad de vida.